FIB 002

(CarcaVera)

Lejos de aparentar soberbia, tengo que comunicar con rubor y humildad que la diana a la que apunta la composición de ayer es una servidora. Conociéndoles como les conozco, la certeza de tal afirmación no debe sorprenderme. Le pregunté a PusilániMan por el autor de una cosa tan bonita y él no pudo resistirse a decirme la verdad y autoinculparse. Se ganó una rebaja. Hace escasos minutos, tras un fugaz encuentro con Perogrullo en su despacho, desde donde estoy escribiendo, me asaltó una duda fundada que me hizo repetir la pregunta. También él se destapó como la pluma que creó tales palabras. Horas antes, comenzaba a fraguarse la incertidumbre cuando A.Ceguero se abalanzaba sobre mí y musitaba, como haciéndome cómplice de un secreto, que aquellos versos los había escrito pensando en mí. “¿Lo hiciste tú?”, pregunté con inocente asombro; “por supuesto, sí, lo hice yo”. Ecólalo venía unos metros más atrás: “sí, lo hice yo” fueron sus reveladoras palabras. Malditos cabrones, habían estado jugando conmigo por separado y sin explicarme las reglas. Un largo paseo me ha servido para despojarme de toda la mala leche que portaba a su costa e, incluso, para apreciar la devoción que, a su manera, me profesan. No son culpables de tratar de aprovechar las casillas con oca para avanzar y ahorrar tiempo y energías en su camino hacia la consecución inconfesa de una relación que supere a la meramente profesional. Porque quiero pensar que no hay motivos económicos en actos tan infantiles…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s