Bando 024 (de tentaciones)

(PusilániMan)

 Vuelvo a caer en la falta de tentación, en la más inane apatía, en la muerte por desmotivación. Sueltan los hilos y yo no hago nada por evitar la caída. Hay a mi alrededor puertas con carteles sugerentes, anuncios luminosos, formas voluptuosas. Pero yo me mantengo tendido sobre el suelo. Las perspectivas desde una posición erguida eran inmejorables. A ras de suelo, todo se ve como una escenografía, la representación falsa e incompleta de un mundo que realmente existe, pero que no da el paso para acercarse a su profeta. Y yo no tengo ánimos para ir en su busca. Lo veo. Lo miro. Me fascina. Me resbala. Se oscurece. Se aleja. Me quedo solo. El peso de mi desgana comienza a producir asiento sobre el suelo, que se hunde irremisiblemente. Pierdo de vista los resplandores que se escurren por debajo de las puertas. El tiempo no se detiene, su ronroneo me enerva. Los llamativos carteles de vistosas leyendas acompañan a los anteriores en su incesante marcha. El éxito de la comitiva es tal que hasta los reclamos más altos sucumben a su atracción. El horizonte coloniza cotas más elevadas y mengua su intangible infinitud, la luz es ahora la cola de aquel cometa de placeres de órbita contrahecha. Y yo soy el único que se salva del agujero negro. Ahora todo está oscuro.

[a] South – Straight lines to bad lands

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s